Tratamiento de traumas

Las investigaciones en neurobiología han demostrado que,  frecuentemente, en situaciones traumáticas de mayor o menor intensidad, nuestro cerebro no puede poner en marcha las redes neuronales necesarias para procesar la experiencia de una manera funcional.

 

Brainspotting es un nuevo enfoque de tratamiento que permite localizar, enfocar, procesar y liberar neurológicamente experiencias y síntomas fuera del alcance de la mente consciente y de sus capacidades cognitivas.

 

A través del mantenimiento de la fijación ocular, se estimula la resolución de asuntos profundamente almacenados en las áreas no verbales y no cognitivas del cerebro.

 

El objetivo es conseguir una liberación completa y exhaustiva de la activación guardada en el cerebro y en el cuerpo, permitiendo el procesamiento que había quedado bloqueado, de forma que la experiencia traumática deje de  ser un recuerdo perturbador.